Cerati: Nada personal

Durante los últimos dos días platique con una chica sobre la importancia que tuvo Gustaco Cerati en su vida, a lo cual tambien le conte la mia. Al hacerlo me di cuenta de varias cosas, tal vez nunca me toco la época “Soda” o que solo me toco lo último de Gustavo pero al crecer con gente que le vivió en eso (Mi madre y su familia) se pega, primero de una forma inconsciente, después se volvió algo serio.

Conocí más de su música en la secundaria, cuando aprendí a tocar la guitarra. Mi profesor de artes (Un loco obsesionado con la música iberoamericana) tenia en mente tocar “Música ligera” en un festival para el día de las madres, no salio y no me acuerdo por que. Aprendí a conocer la música y es que Soda nació como cualquier otra banda, nada en especial pero ¿Como llego a ser un un icono cultural? Pasaron por demasiado ya que en esas fechas  el rock  era muy poco viable para algunas disqueras y mal visto por una sociedad que reprimía cualquier acto de los jovenes. Se volvió influencia en su tiempo, los peinados, la vestimenta, el sonido característico  y las letras de Gustavo que iban más allá de todo rompieron con el esquema de ese entonces. Con el paso del tiempo sus canciones se volvieron himnos, algunas acompañantes de momentos íntimos de las personas y eso fue algo que impacto en mi.

Fue hace poco que me di cuenta que Zeta, Charly y por más Gustavo se volvieron algo personal, me di cuenta que no solo es un “Persiana americana” o un “música ligera”, sus letras guarda varios secretos, indirectas que van de un lado a otro, los conceptos que manejaba te hacían sentir como si esa canción fuera para en cualquier momento. Como cualquiera lo viví, hay canciones de Gustavo y “Soda” que me cuestan trabajo “tragar” en varias cuestiones. Una de ellas es “Té para tres”, donde se da a conocer una de las fibras más sensibles del músico. Y es que nace de la noticia del cáncer terminal de Juan José Cerati, su padre. En aquel año del 91 que estuvo plagado de sorpresas para su vida personal.

“El 91 fue un año tremendo para mí, repleto de hechos impactantes y fuertes

desde lo de papá. Eso es un hecho que se alarga pero que tiene también un

momento cúlmine. Después, tocar con Soda en la avenida 9 de julio fue tremendo…”

“Cerati en primera persona; Aboitiz Maitena.”

Y es que empiezas con un Hit, después te interesas más y descargas los discos (Sin dinero no hay discos, perdón) tratas de tocar algunas canciones en la guitarra y empieza a nacer un vinculo entre tu y la banda. Escuchas, tratas de interpretar el mensaje. Lo guardas en tu mente y lo repites una y otra vez hasta que te cansas. Soda ahora va creciendo en ti, se cultiva y echa sus raíces dentro de ti.

En la prepa sigues . Entre en trance y descargue “Amor Amarillo” un disco grabado tras el receso de  la gira Dynamo y la espera de su primer hijo, grabado en Santiago de Chile. Pasaba por “El amor adolescente” la perdida de alguien que te dijo que “Te queria” y aquí es donde empiezo a plasmar todo en notas, ponía el disco una y otra vez, vuelves a la guitarra, lo haces poco a poco. Buscas más y en un mes escuchas todos sus discos solistas. El error que cometí fue enseñarle a varios mi gusto, todos me tachaban de “Posser” (Ya que fue después de su muerte) Me dio igual, sigue el camino y escriba en mi libreta pasajes que tenia con su música de fondo.

Cerati se volvió en un compañero de aventuras, de desamor y de momentos difíciles, de corear en pedas, de fumarte un cigarro en la puerta de tu casa viendo la lluvia, de caminata para pensar, en momentos de inspiración. Creo que ese es el legado que nos deja, la forma tan persona de tomar sus canciones, tal ves eso quería él, Nosotros ahora lo llevamos, construyo ese puente entre el escucha y el artista, su sensibilidad, su felicidad, su enojo, su amor, todo lo que nos regalo en cada verso, en cada acto.

Aún recuerdo ese 15 de mayo del 2010, cuando en la televisión hablan de su accidente, todos pensaban que saldría adelante. Después te enteras que cae en coma y que si despierta “Cerati seria un solo recuerdo”. Cada año recordaban su música en esa fecha. Y como no olvidar ese 4 de Septiembre, recuerdo que estaba en mi trabajo justamente escuchando “Fuerza natural” (Su ultimo disco) cuando mi ex novia me mando un mensaje pidiéndome que viera las secciones de noticias y ahí estaba… “Fallece Gustavo Cerati después de 4 años en coma” Me quede en blanco y no pude evitar el nudo de la garganta, tuve que aguantar hasta llegar a mi casa y llorar pero sabia que ahora estaba mejor, lejos de maquinas que solo sostenían una falsa esperanza de vida. Se separo de la especie por amor y navegara por un Lago en el cielo, dejo tanto en nosotros, y aunque terrenalmente no este, él siempre se quedara aquí. Ahora le rinden homenaje cada año, sacaron un disco tributo con varios éxitos y se publico “Cerati en primera persona” (recomendado).

Tomate un día , pon su música, tomate un café, fuma un cigarro, escucha sus más íntimos secretos escondidos en sus letras. Te hará bien y encontraras un intimo más.

Comparte esto:

Comentarios

comments

Deja un comentario