Guía de etiqueta para el adolescente.

 

 

Aporte de nuestro querido Bloguero musiquero

#1: Ligar elegantemente.

Dependiendo de la ocasión, usted puede ser galante con su susodicha. Aquí un par de ejemplos:

 

•En el restaurante

Cuando usted quiera cortejar a una señorita que desconoce, usted puede hacerlo de manera muy elegante teniendo un diálogo con el mesero. Ea aqui una muestra.

 

-Oiga, ¿Cómo se llama esa hermosa chica?

-Lo ignoro, joven.

-Envíele la botella más cara de champagne que tenga, pero, ¡Oiga! No olvide decirle que es de mi parte, por favor.

-Claro que sí, caballero.

 

Sin embargo, esta estrategia es poco aplicable a la vida cotidiana, ya que, a menos que sea un burgués, usted no estará cenando en un restaurante elegante vestido de esmoquin, saboreando una rica langosta todos los días, ¿Verdad? Por este motivo, es ambiguo usar esta estrategia en el día a día. Sin embargo, si usted quiere dejar de ser un fracasado publicando memes que a nadie le causan gracia, respecto a como es su estado civil, o qué tan mal la pasa en el amor, es recomendable usar la variación “proletaria”. Ésta es mucho más tierna, universal, eficaz, y por encima, barata. Aquí un ejemplo de cómo puede usarse en la mismísima secundaria:

 

•(Como ustedes sabrán, en la clase de D.H.P, casi siempre uno tiene que pagar las copias, por lo que tu “crush”, puede estar en apuros, y le parecerá romántico que la salves de la siguiente manera, hablando con el cobrador de copias):

-Oye, ¿(nombre de tu dulcinea) ya te pagó la copia, condiscípulo?

-No, compa.

-Pues mira. Te pago mi copia, y también la de ella, nomás dile que van de parte de (das tu nombre, en este caso: Mario Blanco) y porfa, hazte un regalito (das soborno de $5).

-Ya estás, pariente.

 

Apliquen esta estrategia, tenga por seguro que caerá rendida (O que lo clavará bien gacho en la friendzone)

 

Hasta aquí, el capítulo 1 de: Guía de etiqueta para el adolescente.

Comparte esto:

Comentarios

comments

Deja un comentario