El barrio siempre nos trae experiencias de vida, cuando crecemos nos desenvolvemos en cierto ambiente que nos marca conforme crecemos.

Tanto el género «rap» como el género «trap» han sido reconocidos por ser de estilo libre, mientras más fluyan la concepción de una idea, mejor vienen las palabras, y esto nos lleva a poder expresar lo que vivimos día con día.

Si bien estos géneros han tomado fuerza nuevamente entre la juventud de Celaya, hoy quiero hablarles de un muchacho, que aún no es legal, pero eso no lo detiene para poder lograr su sueño de un día poder ser ganador de un grammy.

Venía muy entretenido viendo memes en el camión, cuando al perfil de instagram de Celayasonica (si no nos sigues, pica aquí), un muchacho tímido, poco callado y dudo que inocente, escribió para platicar darnos a conocer un poco de quien es y quien hace.

Alan Young Gold, como hace llamarse, un muchacho de Empalme Escobedo, que viene todos los días a Celaya, estudiante de la preparatoria, y a pocos meses de cumplir su mayoría de edad, comenzó a cantar desde morro, como muchos niños, crecen cantando pop y rancheras, sin embargo, Alan no cantaría malas rancheras a futuro, pues iba creciendo y su sueño era ir al conservatorio de música y ser mucho mejor de lo que era cuando se echaba sus palomazos en las fiestas, aunque esto no pudo ser posible.

Cuando uno es joven, busca comerse el mundo, haciendo y deshaciendo, buscando, creando y sobresaliendo, pero tampoco estamos exentos de las discriminaciones, que porque somos muy jovenes, por estar tatuado, no cumples los requisitos escolares, entre algunos otros problemas que Alan se ha topado, que en algún momento le causan conflicto económico para poder grabar sus canciones.

Es difícil cuando el apoyo de la familia no se ve presente en tus proyectos, esto puede ser un golpe muy grande en la seguridad de muchos artistas, además de que por más que intentaba, no podía aprender a tocar la guitarra.
Alan desesperado por querer estar en el ámbito musical, descubre el rap, género que comenzaría a marcar su corta, pero aún en proceso carrera como cantante en solo, ya que se dio cuenta que no necesitaba un instrumento musical para poder realizando su sueño, con su antecedente vocal, decide incursionar en este nuevo proyecto que emprendería hasta hoy, para después agregar otro estilo a su repertorio, el trap.

Encontré que podía hablar de todo, podia usar todas las palabras que conozco, encontré que debía leer más para entender nuevas palabras. Encontre un mundo de expresión sin límites…

El no tener el apoyo de su familia también es una motivación para él, de forma personal menciona que quiere lograr sus metas musicales para poder darle a su familia todo lo que siempre han soñado, aún siendo un talón de Aquiles y por lo que ha encontrado dificultades en esto, siguen siendo su motor, y más que eso demostrarse que el puede y tiene la capacidad de lograr las cosas que se plantea.

Aunque también el mismo suele ser su motor, sabe que es capaz y con el apoyo de sus amigos ha ido creciendo de poco, puesto que como ya mencioné, canta desde niño y la gente le ha dicho que tiene talento musical, una de las cosas por las cuales no ha abandonado el sueño que desde hace algunos años ya decidió tomar por lo cuernos y arriesgarse a por ello.

¿Quieres conocer más de Alan Young Golden? Pues visita su Spotify y su Instagram, dale un check a su trabajo y si te gusta, mándale un mensaje de apoyo a este artista en crecimiento.

Para finalizar, los quiero dejar con algo que me dijo, que creo es importante rescatar de la pequeña charla que tuve con él…

Ahora con el rap me han dicho que admiran mi flow, no sé si sea así o no, pero si se que tengo capacidad para lograr las cosas y comerme al mundo, solo necesito más confianza…

No dudes en dejarle un like o un comentario, y recomendarlo si te gusta.

Deja tu comentario