La música es el alma de todo ser que tiene un buen corazón, así como lo es el micrófono para el cantante, el lienzo para el pintor o un disfraz para el actor. Y aún más para quién lo vive, lo goza y lo hace suyo ya sea desde su asiento, tras bambalinas y hasta los de la mesa directiva.

El pasado 03 de Octubre arrancó el festival cultural de fundación Celaya 2019 organizado por el Instituto de arte y cultura de Celaya en el auditorio Francisco Eduardo Tresguerras dónde tuve el gran placer de escuchar en el opening del evento al cantautor celayense Poncho Torres qué a través de su música nos hizo estallar de alegría y conmoción al ritmo de sus enérgicas rolas.

Creo que poncho es una de esas personas que nace con aquello de “tener estrella”, toda persona que nos transmite algo desde un escenario es prueba de ello y el sin duda alguna lo logró.

Una mención especial, muy especial para The Gang Band, ya que son los músicos encargados de acompañar al buen Alfonso en sus presentaciones de formato ‘FULL BAND’ y que mejor, músicos que radican en la ciudad !! Un enorme saludo a ellos: Poncho ponce, Potter, Toño valdez y Dani Jimenez


La noche siguió espectacularmente con la presentación de Paté de Fuá.

Paté de Fuá, desde su origen, destacó por retomar géneros poco explorados por la escena musical actual y que remiten a tiempos pasados, con una base asentada en el cafón, foxtrot y el tango, pues la combinación cultural que enriquece al proyecto proviene de Argentina, Palestina, México –lugares de origen de la alineación actual–, Chile y Brasil (exintegrantes).

Al escuchar a Paté de Fuá, me fue imposible no transportarme a una vieja película de por allá de los años 60´s; West Side Story; el suspenso de la historia a través de la narración acompañada de esas percusiones y ritmos tan únicos de la orquesta, nos hizo bailar y pudiera decir que a más de uno, incluyéndome, también llorar.

Es que Paté de Fuá es de ese tipo de música que te deja sabor a nostalgia pero del tipo alegre. Al ritmo de la banda nos fueron llevando a través de sus personajes y melodías hasta el borde del escenario, y ahí todos juntos con las palmas en alto y moviendo el esqueleto despedimos a la banda, y así cerro la inauguración del festival.

No tengo menor duda en decir que Celaya tiene una energía única, y tras los acontecimientos que hemos vivido en los últimos meses, este festival nos reconforta y reanima a la gente celayense, recordemos y hagamos sentir a los grupos y artistas participantes que nadie es extranjero en ningún lugar, que el arte y la cultura sea cómplice del patriotismo que todos llevamos dentro.

Y si lo suyo es el arte, yo los invito a qué visiten la página CELAYASÓNICA y seguirle la pista a este padrísimo proyecto, les dejo aquí el CALENDARIO OFICIAL DEL FESTIVAL FUNDACIÓN por si le quieren echar un ojo

Deja tu comentario